Canarlab - Blog

El reconocimiento médico laboral, ¿un derecho o una obligación del trabajador?

Todo trabajador tiene derecho a someterse a un chequeo médico una vez al año. Aun así, en muchos casos, este derecho se convierte en obligación. No es un tema menor, sigue leyendo y descubre todo lo que necesitas saber al respecto.

post_canarlab_18enero.png

En España, es la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales, en su artículo 22, la que regula los reconocimientos médicos y establece lo siguiente:

El empresario garantizará a los trabajadores a su servicio la vigilancia periódica de su estado de salud en función de los riesgos inherentes al trabajo. Esta vigilancia sólo podrá llevarse a cabo cuando el trabajador preste su consentimiento. De este carácter voluntario sólo se exceptuarán, previo informe de los representantes de los trabajadores, los supuestos en los que la realización de los reconocimientos sea imprescindible para evaluar los efectos de las condiciones de trabajo sobre la salud de los trabajadores o para verificar si el estado de salud del trabajador puede constituir un peligro para el mismo, para los demás trabajadores o para otras personas relacionadas con la empresa o cuando así esté establecido en una disposición legal en relación con la protección de riesgos específicos y actividades de especial peligrosidad.”

Por tanto, normalmente, es el empresario quien debe proponer el reconocimiento médico y el trabajador es libre de aceptarlo o no. La razón es simple: el derecho a la intimidad reconocido por el artículo 18.1 de la Constitución Española.

Así, el trabajador será libre para decidir someterse o no a los controles médicos, permitiendo, en su caso, exploraciones y analíticas sobre datos corporales. Pero el principio de libre determinación del sujeto se excepciona en algunos casos explicitados en la propia Ley que vienen a ser, básicamente, aquellos en los que el reconocimiento sea imprescindible para verificar si el estado de salud del trabajador puede constituir un peligro para él mismo y para los demás trabajadores o para otras personas relacionadas con la empresa.

En el supuesto donde una autoridad laboral exija el reconocimiento médico, el trabajador se vería obligado a realizarlo sin poder renunciar a él. Si el empleado se niega, podría acarrearle sanciones contempladas por ley o incluso un despido. El empresario debe saber que todas las renuncias por parte de los trabajadores a los reconocimientos médicos conviene hacerlas por escrito, para evitar así futuros problemas.

En resumen: la fina línea que separa la voluntariedad y la obligatoriedad por parte del trabajador de someterse a los reconocimientos médicos que la empresa ofrece, viene marcada por el derecho fundamental a la vida y la integridad, así como a la salud de los trabajadores.

 

¿Cuándo deben realizarse los reconocimientos médicos?

 

Los reconocimientos médicos en la empresa pueden realizarse en los siguientes momentos:

- Al comienzo de la relación laboral: cuando el trabajador se incorpora al trabajo o cuando se le asignan nuevas tareas que conllevan riesgos para la salud. Incluso puede estar contemplado que este reconocimiento se realice previamente. En algunas empresas el reconocimiento médico forma parte del proceso de selección. Hay que tener en cuenta que los candidatos aún no son trabajadores de la empresa y pueden negarse a realizar dicho reconocimiento. Además, en algunos casos puede producirse una discriminación en los procesos de selección si nos basamos en este reconocimiento a la hora de seleccionar al trabajador - por ejemplo, rechazando para un puesto administrativo a una mujer por el hecho de estar embarazada.

- Cuando se reanuda un trabajo: después de una baja de larga duración por motivos de salud, la empresa puede imponer al trabajador que se realice un reconocimiento médico para descubrir si la enfermedad podría repetirse por motivos laborales.

- De manera periódica: este tipo de reconocimiento suele fijarse según normas especiales, teniendo en cuenta riesgos específicos del lugar de trabajo. Por ejemplo, aquellos trabajadores que están expuestos a ruidos altos, tienen que pasar un examen médico cada 3 o 5 años, según el Real Decreto 286/2006, de 10 de marzo.

Nuevo llamado a la acción

 

a3EQUIPO | nómina y administración de personal

 

Es una herramienta pensada para gestionar la convocatoria de revisiones médicas a tu personal, realizando un completo seguimiento y registrando toda la información relativa a altas, bajas y renovaciones.

Registra también el historial de vacaciones, absentismo, días disponibles y realizados… y realiza cálculos teniendo en cuenta la vida laboral de cada uno de ellos.

También podrás definir con claridad la estructura organizativa de la empresa, realizar la gestión de los FTE y controlar el histórico de las posiciones de los empleados durante su trayectoria en la empresa.

 

Güía fácil sobre el SII