Canarlab - Blog

Autónomo y empleado único ¿cómo puede ayudarme un ERP?

Tradicionalmente el ERP, del que ya hemos hablado en otras ocasiones, ha sido una herramienta asociada a la gestión de las grandes empresas, y parece lógico: una aplicación de este tipo agiliza y optimiza los procesos, ya que proporciona una gestión integral de la organización, abarcando y coordinando tareas tan amplias como la gestión de recursos humanos, la gestión de clientes, la gestión financiera o la de la cadena de suministro.

Post_Canarlab_11Enero.jpg

Pero ¿qué ocurre con los autónomos? A priori podríamos pensar que no merece la pena la implantación de un ERP en una microempresa de empleado único, que podemos gestionar los procesos de nuestra empresa sin la ayuda de una herramienta que parece diseñada a la medida de las corporaciones de mayor entidad y que, de hecho, ya se ha vuelto indispensable para su operatividad – no en vano el ERP es el software más utilizado por las empresas españolas, con un alcance del 80% según el informe anual de Softdoit.

En los últimos años, las grandes y medianas empresas han integrado el uso de las nuevas tecnologías en sus procesos de negocio, lo que les ha permitido ser más competitivas e incrementar su rentabilidad. Sin embargo, el tejido empresarial español está formado fundamentalmente por microempresas, cuyo acceso a las nuevas tecnologías es limitado. Lo cierto es que muchas empresas de tamaño reducido empiezan su camino tratando de reducir costes al mínimo, de economizar, motivadas casi siempre por sus pequeños presupuestos. Las micropymes, en su mayoría, carecen de software específico asociado a su actividad y sólo utilizan herramientas relacionadas con la facturación o la gestión contable, en el caso de que no tengan externalizado este servicio. Utilizan hojas de cálculo, correo electrónico y otro tipo de herramientas ofimáticas para las labores relacionadas con la gestión procesal, sin darse cuenta de que las gestiones de sus negocios no están al mismo nivel competitivo que el de otras empresas que utilizan herramientas más específicas como el ERP. ¿Por qué ocurre esto? Principalmente por desconocimiento y por falta de información de lo que la implementación de un software de gestión puede hacer por mejorar la productividad del negocio, independientemente del número de empleados que tenga.

 

El ERP agiliza y optimiza los procesos, ya que proporciona una gestión integral de la organización, abarcando y coordinando tareas tan amplias como la gestión de recursos humanos, la gestión de clientes, la gestión financiera o la de la cadena de suministro

 

¿Cómo puede ayudar un ERP al autónomo?

 

En primer lugar, hay que tener en cuenta que un ERP es una herramienta escalable y flexible, es decir, que podremos “diseñarla” a la medida de las necesidades de nuestra empresa y podrá crecer al ritmo que lo haga el negocio. Gracias a esta flexibilidad, podremos aprovecharnos de los beneficios de una herramienta de última generación adaptada al tamaño de la microempresa y a nuestro volumen de negocio.

El uso de un ERP en nuestra pequeña empresa facilita la implantación de un método de trabajo ordenado y sistemático, permite la disminución de los tiempos en los procesos diarios, proporciona un indudable incremento de la eficiencia en tareas administrativas, elimina la posible duplicación de tareas y se traduce, en resumen, en una mejora de la productividad global y la competitividad de nuestro negocio.

En resumen, un ERP permite a cualquier trabajador autónomo gestionar su día a día y conocer a fondo su propia empresa: descubrirá los niveles de rentabilidad de los proyectos, tendrá un mayor control sobre la información intercambiada con sus clientes (ofertas, presupuestos, pedidos, reuniones…) y podrá acceder con un solo clic a cualquier documento almacenado, además de obtener informes automáticamente que lo ayudarán a tomar decisiones de manera eficiente.

 

A3ERP, una herramienta imprescindible para el trabajador autónomo

 

Es un hecho demostrado que organizar la información de la empresa mejora la productividad. Si hoy en día, con todas las posibilidades informáticas que existen, no nos preocupamos de mantener la información de nuestra empresa de forma organizada, estaremos desaprovechando una serie de ventajas que seguramente la competencia sí estará teniendo en cuenta.

Usar un software de gestión como a3ERP  es en este momento casi un deber más que una opción. Además, a3ERP es un sistema que centraliza toda la información relevante de la empresa en una sola plataforma, por lo que nos ayuda a tomar decisiones sobre nuestro negocio con una base mucho más sólida y de forma automatizada.

Nuevo llamado a la acción

Güía fácil sobre el SII